Mes Misionero Extraordinario

Mes Misionero Extraordinario

Octubre ha sido el mes elegido por el Santo Padre para a vivir unos días dedicados a la misión en la Iglesia, con el fin de “de alimentar el ardor de la actividad evangelizadora de la Iglesia ad gentes”.

Bajo el lema “Bautizados y enviados: la Iglesia de Cristo en misión en el mundo”, el Santo Padre entiende despertar la conciencia de la missio ad gentes y retomar con un nuevo impulso la responsabilidad del anuncio del Evangelio, tal y como ha recordado en su video de octubre.

¿Por qué octubre?: “He pedido a toda la Iglesia que durante el mes de octubre de 2019 se viva un tiempo misionero extraordinario, para conmemorar el centenario de la promulgación de la Carta apostólica Maximum illud del Papa Benedicto XV (30 noviembre 1919). La visión profética de su propuesta apostólica me ha confirmado que hoy sigue siendo importante renovar el compromiso misionero de la Iglesia, impulsar evangélicamente su misión de anunciar y llevar al mundo la salvación de Jesucristo, muerto y resucitado”.

Cuatro dimensiones para vivirlo más intensamente

  • El encuentro personal con Jesucristo vivo en su Iglesia, a través de la Eucaristía, la Palabra de Dios.
  • La oración personal y comunitaria.
  • El testimonio de los santos, los mártires de la misión y los confesores de la fe, expresión de las Iglesias esparcidas por todo el mundo.
  • La formación misionera a través de la escritura, catequesis, espiritualidad, teología y la caridad misionera.

El Papa presidirá en Roma, tres celebraciones destacadas en este mes misionero:

El 1 de octubre en la Basílica de San Pedro, celebrará las Vísperas, antecedidas por la Vigilia misionera y algunos testimonios.

El lunes, día 7, un rosario internacional en la Basílica de Santa María la Mayor.

El domingo, día 20 de octubre, Jornada Misionera Mundial, presidirá la Eucaristía en la Plaza de San Pedro.