Misiones

Nuestra Congregación surgió de una necesidad de la Iglesia, que  la Provicia del Santo Rosario de los dominicos constató: la presencia de la mujer en la misión en China para hacerse cargo de las niñas abandonadas. Nuestro carisma misionero, heredado de Santo Domingo,  desde su origen se ha orientado hacia las misiones del Extremo Oriente, en países de otras confesiones y en los lugares donde es más urgente la llamada evangelizadora.

Desarrolla su misión apostólica a través de la educación y formación cristiana en parvularios, colegios, residencias y universidades; asistencia benéfica y social a enfermos, ancianos y niños de la calle; pastoral y labor catequética en parroquias.

Actualmente estamos presentes en: Filipinas, Japón, Taiwan, Corea, Estados Unidos y Chile.



Los últimos lugares en los que estamos trabajando son Tailandia y Camboya. Realizamos  cualquier servicio que favorezca la dignidad de las personas, sin tener en cuenta su creencia, con el fin de dar una formación cristiana y misionera, mediante la asistencia social, sanitaria, educación, atención a los refugiados, orfanatos…

Conscientes de que el Evangelio ha de llegar a todos los hombres, quisiéramos hacer visible el rostro de Cristo en cada país. Aún nos queda un largo camino para que esto sea realidad…

TAILANDIA

Tailandia Tailandia Tailandia Tailandia Tailandia Tailandia Tailandia Tailandia Tailandia Tailandia Tailandia Tailandia Tailandia Tailandia