En alas del Espíritu, Iglesia Samaritana

Hoy, primera jornada del Capítulo, iniciamos el día con la celebración de la Misa del Espíritu Santo.

En la homilía se nos exhortó a iniciar los trabajos siendo “Iglesia Samaritana”, mirando la realidad con los ojos de Cristo y no anteponiendo nada a Él.

Mirando a los demás con compasión y misericordia no por rivalidad o vanagloria.

Buscando más el bien común que mi propio bien; el interés de todos más que el de mi propio grupo.

Y desde ahí es importante como miramos la realidad. Con apatía es decir desde la indiferencia; con antipatía mirándola desde la oposición; o con simpatía que sería una mirada de cercanía.

En la primera sesión Sor Asunción González, Priora General, después de lanzarnos una pregunta ¿tenemos el coraje necesario para ver donde están las urgencias de nuestro tiempo? Y recordarnos que, aunque la realidad humana quizá no es la que nos gustaría, el futuro de la Vida Religiosa es del Espíritu, no depende de nosotras; nos presentó la relación de los seis últimos años dando una visión documentada y exhaustiva de la realidad de nuestro mundo, la Iglesia, la Orden y más detalladamente del Instituto.

A continuación la Secretaria General presentó las estadísticas y para concluir el día la Ecónoma General presento la relación económica.

Haz clic aquí para ver el vídeo de la celebración