¿Quien nos moverá la piedra?

¿Quién nos moverá la piedra?

Las mujeres en la Resurrección

Las mujeres, en la noche, quedaron convencidas de que el Maestro estaba muerto…. Había sido descolgado de la cruz, y había sido introducido en un sepulcro nuevo sobre el que habían hecho rodar una gran piedra para cerrarlo….  Podríamos decir que “la noche entera la pasaron queriendo mover la piedra” …

Al amanecer se dirigen al sepulcro con la pregunta angustiosa: ¿quién nos moverá la piedra? Sabían bien que sus fuerzas no serían suficientes… La tristeza las invadía.

Llegaron al sepulcro y se encontraron con que la piedra había sido retirada, había sido removida, el camino hacia la tumba estaba abierto. Una vez más la incertidumbre las abruma y surge la pregunta: ¿Habrán robado el cuerpo? Habían olvidado que Él había dicho que resucitaría… Se acercan al lugar y un ángel les anuncia que ha resucitado…

Ellas, las mujeres que le habían seguido en todo momento, se convirtieron en las primeras anunciadoras de que la tumba está vacía… que ha resucitado, que vayan a Galilea… El “Yo soy” les llena el corazón de luz…

¡Cuántas veces un “¿quién nos moverá la piedra?” nos impide avanzar en nuestro camino y destruye nuestra esperanza! Aunque las circunstancias nos inviten, a veces, a renunciar, a abandonar nuestros sueños, a pensar que ya no podemos seguir, no es momento para ello sino para avivar nuestra fe. Cuando olvidamos su palabra, como las mujeres, buscamos a Jesús donde no está… en la cruz, en el sepulcro…. Y tantas veces nos preocupamos por pequeños problemas mientras Dios nos los está solucionando…  La piedra del sepulcro ha sido quitada, con El, todos los obstáculos son superables.

¡¡COMPARTAMOS LA LUZ Y LA ALEGRIA DE LA RESURRECCION!! ¡¡FELIZ PASCUA PARA TODAS!!

Sr. Mª Dolores Requejo