ECOS JUNIO 2022

Seguir a Cristo no es una vocación de autoservicio, es para los demás. Si después de tantos años de vida religiosa sólo me miro a mí misma, no habrá razón para crecer. Como la higuera que no da fruto. Pero gracias al jornalero que le pide a su amo que no corte, que intentará nuevamente fertilizarlo y esperando que cuando regrese encuentre frutos. Esto es lo mismo en nuestra situación, damos gracias a Dios por su paciencia con nosotros, dándonos siempre la oportunidad

Leer documento completo en PDF