Los ancianos, tesoro de la Iglesia y la Sociedad

Fiesta de la Sagrada Familia

El domingo 27 de diciembre celebramos la fiesta de la Sagrada Familia, jornada a la que este año, la Iglesia Española le ha puesto como lema ‘Los ancianos: tesoro de la Iglesia y de la Sociedad’. Además este lema pone título a un mensaje de los obispos que quiere poner el foco en la importancia de las personas mayores en nuestra vida. Destacando  que en la tradición de la Iglesia hay un bagaje de sabiduría que siempre ha sido la base de una cultura de cercanía a los ancianos, una disposición al acompañamiento afectuoso y solidario en la parte final de la vida. Y este año, con la mirada puesta en la pandemia del coronavirus, los obispos recuerdan a las numerosas víctimas, entre ellas, «ocupan un lugar privilegiado nuestros mayores». De manera especial, señalan, «esmeremos nuestros cuidados por los ancianos que todavía están enfermos»”.

De cara a la próxima Jornada Mundial de las Familias y al año de San José que ha proclamado el Pontífice, nos dice el presidente de la Subcomisión de las familias, “el Papa está acostumbrado a darnos sorpresas y es bonito que de la mano de San José nos invita a profundizar en la familia y su belleza”. Se busca aterrizar Amoris Laetitia en las diócesis para que llegue a las familias.

La Iglesia española ha querido este año dar importancia a nuestros abuelos, ya que “hay que entender que los ancianos tienen mucho que dar. No se tienen que recluir, precisamente porque tienen más tiempo, pueden mostrar la luz de la fe y poner sus cualidades al servicio de la sociedad. Hay que entender que son protagonistas”.

“En muchas familias son los que pasan el testigo de la fe a sus nietos. Enseñándoles a profundizar en la fe verdadera y en el encuentro con Jesús. Hay que agradecérselo muchísimo, no son gente que sobra, tienen mucho que aportarnos. Tenemos que abrir las manos y el corazón para escuchar su sabiduría”.

Además asegura Garrigós que el Papa insiste en ese diálogo de los mayores con los jóvenes. Él les advierte: “tened cuidado si os quieren hacer creer que la historia empieza con vosotros”. Francisco invita a los jóvenes a pasar tiempo con los mayores y eso no lo podemos perder. “Un árbol sin raíces se cae y se pudre”.

Quien tiene un abuelo, tiene un tesoro