Un mes de septiembre diferente

Esta reflexión que puede sonar a Colegio, nos parece interesante también para otras realidades. Es la razón por la que la compartimos aquí para que todo el que desee leerla tenga la oportunidad de hacerlo.

Tradicionalmente en el mes de septiembre entendíamos que las vacaciones  de verano llegaban a su término y   la actividad  laboral volvía a  pleno rendimiento.  Un mes marcado también por la ilusión de los escolares, especialmente los más pequeños, por comenzar un nuevo curso y por las novedades que se iban a encontrar…  Muchas novedades, sin duda.

¿Qué sucede este mes de septiembre? Pues que la actividad laboral no ha vuelto en plenitud… y empezar un nuevo curso crea incertidumbre e inquietud. Hay novedades no deseadas…

Los sentimientos que asaltan a los padres en estos días son diferentes. Por una parte, los niños deben ir al cole, necesitan socializar. Por otra, toda precaución parece poca… Aprovisionamiento de recursos anti COVID, mascarilla, gel…, Miles de recomendaciones que teóricamente parecen asumir… distancia social, no prestar sus cosas… En realidad un poco desconcertante pues hasta ahora se les decía lo contrario.

Y se producen escenas  en las que el reencuentro entre compañeros, después de muchos meses, ha supuesto un lanzarse a darse un abrazo, con asombro y preocupación para los padres que previamente les habían aleccionado… Dado que el peligro existe, el miedo se activa por ambas partes. Los niños no entienden.  ¿Cómo es posible que este año no puedan compartir bocata, zumo, juegos… con los amigos?

Y con esa mezcla de ilusión, miedo e incertidumbre se adentran en las aulas donde los profesores añaden a esos ingredientes, que también poseen, actitud positiva, capacidad de acogida, de escucha, y  de adaptación a sus necesidades. Personas que   disfrutarán ayudándoles y buscando siempre lo mejor para ellos.

Estamos ante un principio de curso muy diferente a lo que estamos acostumbrados. Es importante colaborar para mantener medidas, antes, durante, y después de la vuelta a las aulas para proteger la seguridad de todos los miembros de la comunidad educativa.

Que este mes de septiembre, que es diferente, sea el inicio de un  periodo de escolarización presencial fecundo.